Luz Cuadros

Música Sagrada

Luz Cuadros

Música Sagrada

0.

Escribir sobre música es algo que amerita reverencia e inclemencia. Escribir sin derramar lágrimas se convierte en un sabotaje íntimo, como los secretos más profundos de la entidad humana. Hablar sin caer en el drama ancestral de lo que viene primero y después. ¿Que importa? No he ganado aún los recursos trascendentales de una madre que acoge la vida, la muerte, la incertidumbre. Tratamos de estructurar la naturaleza que es mayormente superior, ligados a un tiempo que no se deja domar, si no que te invita a crecer con el oficio divino, un paradigma protuberante, basto de dudas, de riquezas espirituales que sudan el placer de lo corporal, sumido en elixires que penetran la piel y la transparencia,  para así crear un nuevo trazo: LA TANGENTE 

1.

¿Dónde estás música? ¿Quién eres? Con esta pregunta me saco la ropa y me arrodillo frente a ti. Soy devota, esclava. Soy una idiota que día a día busca tu perfección, esperando las señales que das cuando estoy en el limite de mi propia verdad, que es una tangente obtusa y humana, imperfecta y a la vez cruel. Pero ¿Qué importa? La inmortalidad de mi crueldad viene de la mano con este don de crear. Crear la vida, crear después una puerta para cruzar el sonido a otros mundos. Vengo de allá, lejos de aquí donde la imperfección se nutre de sus necesidades precarias en esencia. ¿Quiénes son ustedes? Los hijos de la miseria que arrancan mi cuerpo, la verdad de un sonido mediocre, escondido de un ritmo que no merecen nombrar. Hablo, en tu nombre, soy yo la DIOSA MÚSICA.

2.

Ustedes, mortales que han usurpado el terciopelo de mi sutileza, se mofan con sus cánticos banales lejos de mi hermano ARTE. Serán castigados quienes se atrevan a usar mi nombre en el nombre del sin nombre, a ese que llaman DIOS. ¿Como les puedo explicar por medio de esta humana que alguna vez fui en busca de la materialización? Hoy solo busco que limpien mi nombre ¿No entienden que el acceso a la divinidad requiere coraje? Precisa embarrar la comodidad de sus estudios tecnológicos, explotar la gracia de una voz interna que habla al son de las circunferencias invisibles. Ni se acercan a los antiguos, ni  a la purificación que soy capaz de dar, a quién sea devoto mío. De todas formas los acojo en mi manto eterno a quienes quieran aprender la realidad de la luz negra y la luz blanca, pues sin ellas yo no existo. Es así de imprescindible despertar en los sueños, es así de urgente volar en los sueños para poder soltar la ilusión de una vida segura. Los recibo en mi morada angelical llena de demonios blancos, fueron ellos quienes dieron vida a sus manos para crear la fuente del progreso evolutivo. Solo les digo: miren las estrellas, estudien el océano, escuchen a los pájaros. Quien no esté en armonía con el infinito no merece mi manto divino. Y si, aún así, continuas contaminando mi casa y te vistes con mi nombre, estarás destinado a los círculos del infierno Dantesco.

3.

Saturno es mi hermano, DIOS del tiempo y espacio. Él está antes y después. No pierdan la sangre que les he dado cuando venían a la tierra. Ustedes saben, a quienes les hablo, hijos míos, no existe pandemia alguna, no existe tiempo lineal ni existe el contorno de una realidad. Ustedes la hacen, moldean y comen. Estaré aquí para quienes busquen el camino de lo trascendental, ya no hay tregua. Estamos los DIOSES juntos esperando la fecundación de lo nuevo, asistimos la verdad humana venida del Khaos, lo entenderán quienes estén libres de dominios inventados. La creación es su dimensión, entiéndanlo y vivanlo sin dudar. 

Aquí estaré para quien se quite las máscaras…

Música.

Luz CuadrosLuz Alighieri, 9.345. Clarinetista y compositora, amante de las letras y libros, directora del proyecto Ensamble de Luz (jazz contemporáneo). Ana en la quinta dimensión, Luziana en el Mundo Zero. Hija de Lilith.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=JqCwQ9clHec